¿Por qué los artículos ecológicos son costosos?

La ecología se encuentra enfocada al establecimiento de una conciencia responsable para prevenir y minimizar el impacto ambiental, y actualmente se encuentra muy en boga la materialización de los esfuerzos para cuidar del medio ambiente.

Estos esfuerzos involucran la creación de depósitos para el reciclaje, producción de moda ecológica, fabricación de pinturas ecológicas y así una amplia gama de bienes de interés público.

No obstante hemos notado que estos artículos a pesar de ser susceptibles de ser comprados por los consumidores, estos suelen ser un tanto más costosos que los artículos tradicionales que generan contaminación, y eso representa un problema para quienes los producen.

Por ello es que se habla de desarrollo sustentable, para que se produzcan bienes de consumo cuyo impacto ambiental sea mínimo pero que sus costos sean accesibles para la mayoría de las personas.

Expondremos las razones que motivan que los artículos ecológicos tengan altos costos, sin embargo se espera que dentro de unos años adquirirles ya no sea más un problema monetario.

  1. Los precios de las materias primas

Desde la revolución industrial es que se evidencia que el mundo empezó a contaminarse, y las voluntades para mantener a raya la contaminación tienen aproximadamente no más de dos décadas.

La presencia de los combustibles fósiles ha dado origen a una inmensa variedad de materias primas para la industria, y quienes desean fabricar una pintura les resulta monstruosamente económico producirla, dada la oferta de petróleo en el mundo.

Esto no sucede con los materiales ecológicos, ya que son relativamente escasos y a los productores de éstos les toma años optimizarlos, lo que hace que sean más costosos, de modo que al producir pinturas ecológicas se encuentren por encima del coste tradicional.

  1. Los elevados costes de producción

Quienes fabrican bienes ecológicos no solo se responsabilizan por incluir en el mercado un producto que produzca menor impacto ambiental, sino en que su actividad no atente contra el bienestar de los ecosistemas.

Por ello se esmeran en incluir maquinarias que no produzcan tanta contaminación como las convencionales, además de incluir plantas de tratamiento que adecuen esos desechos y que puedan reutilizarse de alguna manera.

Esto se incluye en el precio final del producto, lo que hace preguntarse a las personas si deben comprar este producto dada lo convulsionada que se encuentra economía en la actualidad.

  1. Las fabricas ecológicas producen a pérdida

No existe una oferta excesiva de empresas que fabriquen productos ecológicos, por lo que existe poca competencia, lo que hace que los precios sean relativamente altos.

Estas actividades no generan muchas ganancias, y las fábricas producen a perdida lo que motiva que los propietarios deban inyectar cantidades considerables de capital para que la empresa no se vaya a pique.

Hasta ahora la subsistencia de estas fábricas depende de qué tanto están dispuestos a invertir los propietarios, dedicándose estos incluso a otros negocios.

Por ejemplo, si los cerrajeros dependiesen únicamente de la instalación de cerraduras ecológicas, éstos tendrían que aumentar el coste de sus servicios, por lo que resultaría poco rentable contratarles.

Aún no hemos presenciado el verdadero surgimiento de las empresas ecológicas, y cuando la demanda por sus respectivos bienes aumente, estos y no serán ecológicos sino sustentables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *